El cliente no siempre tiene la razón | 2 trabajos recientes (dibujos)

¡Hola amigos! ♥

El día de hoy me gustaría enseñarles dos trabajos que he hecho como encargos hace días. Como lo he mencionado en anteriores oportunidades, trabajo en casa elaborando pancartas, láminas, trabajos escolares y demás.

Este primer trabajo es el planeta Plutón, un dibujo que he realizado para una chica que desde un principio me ha complicado un poco la existencia con su manera de hacer las cosas.

Llegó a casa pidiendo que dibujara un planeta, para el cual solo me daba un día para hacerlo. Acepté el trabajo tranquilamente porque no tenía algún otro pendiente. Suelo pedirle todos los materiales a los clientes ya que su costo es realmente excesivo y prefiero trabajar en base a lo que me traigan.

Cuando llega a la casa con la lámina de papel bong y el marcador que le pedí me entrega lo siguiente:

Una lamina toda sucia y doblada, junto a un marcador que pintó los primeros trazos y luego dejó de servir. Me armé de paciencia y planché la lamina sobre la mesa para quitar un poco los dobleces, lo sucio no se lo podía quitar, pero hice mi mejor esfuerzo por disimularlo. Lo del marcador lo resolví con uno que tengo acá exclusivo para mis trabajos o los del cole de mi hijo.

Otro detalle que me molestó es que apareció un día después al indicado buscando la lámina. Me hubiera obtenido un mejor resultado con más tiempo pero como desde un principio quisieron pagar y hacer lo que querían, no me di mala vida por eso.

Esta segunda lámina la hice para un chico que por las dos experiencias que he tenido con él, no hace sus trabajos, los hace su mamá. La señora vino a la casa pidiéndome que analizara el contenido de la exposición de su hijo para decidir que dibujo se acomodaba al tema.

Obviamente hice que ella eligiera el diseño al momento de encargarlo, no vaya a ser que hiciera algo y después me dijeran que no les gustaba. No soy amante a los dibujos de computadoras, pero ¡trabajo es trabajo!. Hice un dibujo sencillo sin mucho fondo porque la señora me dice que su hijo es un poco lento para analizar, y era mejor hacer algo que comprendiera fácilmente.

La verdad son muchos tipos de clientes, algunos quieren imponerte cosas, a otros no les interesa el trabajo a presentar, prácticamente llegan y tiran las cosas en tu casa y tu ves que logras hacer con eso (son los primeros en criticar de forma negativa lo que haces). Como prestadores de servicios debemos tratar de adaptarnos a cada uno ellos y dar lo mejor de nosotros.

Siempre haz el mejor esfuerzo por entregar un trabajo que hable bien de ti y lo que haces, así los recursos que te suministren los clientes sean pocos y toque colocar de tuyos para hacerlo lo mejor posible. Eso sí, siempre cobrando lo que vale tu tiempo, nadie puede decirte cuanto vale lo que haces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *