¡Feliz año nuevo pimpollos!

¡Hola queridos amigos! ♥
Feliz y prospero año 2020
¡Salud!

Espero que estén de maravilla y que hayan disfrutado bastante de las fiestas y el año nuevo. Les deseo mucha felicidad este año 2020, que todas las metas que se hayan planteado se les cumplan al 100, sobre todo mucha salud y que nunca les falte un plato de comida en sus mesas. Eso para mí es lo que realmente importa, porque muchos piden dinero y vanalidades, pero si no tenemos salud y los 3 respectivos platos diarios en nuestras mesas no tenemos nada.

A vivir la vida al máximo mi gente, a dejar un poco de lado tanto afan por querer trabajar y trabajar y disfrutar más de los nuestros. Apreciar cada momento, dar gracias por cada respiro que damos y siempre estar agradecidos con el universo por lo bueno y lo malo que nos da. De todo se saca un aprendizaje.

Estos días yo estuve ausente, lo se lo se…  Me tome dos hermosas semanas de descanso, decidí dedicarle más tiempo a mi familia, que es darle el verdadero sentido a lo que llamamos navidad. Lo disfrute un mundo créanme, fueron días bastante agitados, les voy a dar un pequeño resumen de lo que fue.

Lo primero es que esos días fueron algo apretados en cuanto a nuestra situación económica, no teníamos claro que era lo que cenaríamos para la noche buena. Afortunadamente gracias al gobierno (sarcasmo) fuimos los afortunados ganadores de medio pernil (pierna de puerco).

En nuestra calle sortearon 3 perniles que decidimos dividir a la mitad para que más familias se vieran beneficiadas, era pocos y somos al menos unas 20 familias que aún quedamos acá (el resto se ha ido del país). La travesía para conseguir comprar ese pernil ya que no era regalado, es algo que les contaré en el siguiente post porque hay varias cosillas que me gustaría hablar al respecto.

Volviendo al punto, ya por lo menos teníamos asegurada una parte de la cena lo que era un gran alivio. El dinero que estábamos esperando para poder comprar el resto de la comida se hizo efectivo en mi cuenta el mismo 24 de diciembre, por lo que me tocó salir a las 6 de la mañana a comprar previniendo las colas de personas en los supermercados y todo el ajetreo que se forma en el centro de la ciudad.

Cansadisima llegué al medio día y como pude comencé a acomodar la casa con mi esposo y a cocinar lo de la cena. Terminamos todo más o menos como a las 7 de la noche, yo sin ganas de arreglarme y con muchísimo sueño por el trasnocho, haciendo un gran esfuerzo por mantenerme porque era el día de mi pequeño y bueno no podía dejarme vencer.

Afortunadamente logramos que Santa Claus tuviera su regalo listo días antes, lo que era un gran alivio por nuestra situación en general. Cuando Santa pasó por la casa dejó una gran sonrisa en el rostro de mi hijo. Esa sonrisa es la que demuestra que vale la pena tanto trabajo y esfuerzo de nuestra parte.

Los siguientes días fueron un poco tragicos para mi porque me tomó por sorpresa una gripe terrible que hasta fiebre me dió. Hasta el sol de hoy todavía tengo tos y como en este pais enfermarse es un lujo, no he podido comprar un tratamiento adecuado y he estado «a punta» de tés,  que ayudan pero no son un remedio de rápido efecto.

Ya para el 31 teníamos asegurada la comida gracias a esa compra de días anteriores, el pernil no lo comimos el 24 y era perfecto porque fue la base de nuestra cena. Decidimos hacer algo sencillo, una ensalada, el pernil horneado y unos pequeños panes navideños. No nos hizo falta más, todo fue perfecto. ♥

En resumidas cuenta la hemos pasado de maravilla en estas fiestas, unidos y felices como familia, con muchos ánimos para salir adelante y hacer mucho mejor las cosas. Estoy segura de que será un excelente año y espero de todo corazón que para ustedes también lo sea.

Muchas gracias por siempre estar ahí atentos a mis publicaciones, dejar siempre su amor en ellas y les prometo que me esforzaré cada día por traerles mejor contenido y mucho más productivo, ahí varias cositas cheveres que se vienen por ahí.

Un abrazo fuerte a todos de parte de estos 3 loquitos ♥

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *