RECETA: Ponques para merendar | Nuestro As bajo la manga

¡Hola chicos!

Ayer a eso de las 7:00 PM estaba trabajando en la computadora y había perdido la noción del tiempo. Me di cuenta que no había preparado nada para la cena y que de paso, se acercaba la hora en la cual nos interrumpen en servicio eléctrico. Cocinar así sin luz no es algo que adore mucho hacer, y tampoco podía invertir mucho tiempo en ello porque aún tenía trabajo que hacer.

Mi hijo quería cenar panqueques, pero con el escaso tiempo no podía darme esos lujos. Mi esposo me sugirió que preparara algo a base de harina de trigo que pudiera hornear rápidamente, y recordé aquella bandeja de ponquesitos que tengo guardada. No contaba con los envoltorios necesarios para hornearlos, pero como no era algo para la venta, pensé que sería buena idea de engrasar y agregarle un poco de harina como si se tratase del molde de un pastel, solo que más pequeño.

Me puse manos a la obra y en unos 30 minutos ya tuve lista la cena, invirtiendo tan solo 10 minutos en la preparación. Hoy quise traer a ustedes la receta, así contarán con ese as bajo la manga para esos momentos en los que el tiempo y esfuerzo apremian. ¡Acompáñenme a conocerla!

Ingredientes:

(Receta para 12 ponques)

  • 2 y 1/2 tazas de harina de trigo.
  • 1 taza de azúcar.
  • 1 y 1/2 tazas de agua o leche.
  • 2 huevos.
  • 1/4 de taza de aceite comestible.
  • 1 cucharadita de polvo de hornear.
  • 1 pizca de sal.

Preparación:

1.- En un envase lo suficientemente grande, vamos a mezclar los huevos,  el agua o leche, el aceite, el azúcar, el polvo de hornear y la pizca de sal.

2.- Vamos a agregar poco a poco la harina de trigo con ayuda de un colador para que no forme grumos la mezcla.

3.- Agregamos aceite y un poco de harina a cada uno de los espacios de nuestra bandeja de ponquesitos, cubriendo muy bien todas las superficies para que no se vayan a pegar a la bandeja.

4.- Vertemos la mezcla sin llegar al tope para que no se derrame al levar en el horno. Metemos en el horno precalentado por unos 15 – 20 minutos, o hasta notar que el borde de los ponques se torne dorado.

5.- Retiramos del horno y con la ayuda de un cuchillo fino, separamos los bordes de cada uno de los ponques. Dejamos enfriar y espolvoreamos con un poco de azúcar glass.

♥ TIP: Si no cuentas con azúcar glass, puedes preparar la tuya en casa procesando por unos minutos azúcar común en la licuadora. Obtendrás el mismo resultado a un menor costo. 

Lo puedes acompañar con café o alguna bebida caliente. Además de ser una excelente alternativa para salir de esos momentos de apuros, también podemos prepararlos para la merienda por las tardes o para que los chicos lleven al cole.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *