Meditaciones lunares: Restaurando valores de fabrica.

¡Hola queridos amigos! ♥

Resultado de imagen para meditar

Fuente

¿Sabes cuando tienes cien mil ideas en la cabeza y a la hora de ejecutarlas no logras lleva a cabo ninguna?

Me he diagnosticado un pequeño colapso mental, por ponerle un nombre a todo este sentimiento… Cuesta enfocarse en el trabajo mientras tantos factores afectan. Para mí la estabilidad en casa lo representa todo, y si no tienes un ambiente completamente armonioso, es imposible que las ideas fluyan correctamente.

Es por ello que he decido tomar un gran respiro. Me he recetado: Paralizar el trabajo por un par de días y reiniciarme. Restaurar los valores de fabrica, como si se tratase de un aparato.

No esta bien hacer las cosas por hacerlas, publicar por publicar. No. Pienso que tenemos una responsabilidad como escritores y debemos dar todo lo mejor de nosotros a nuestros seguidores, a quienes atentos esperan por nuestras nuevas publicaciones. Deben disfrutar el contenido quien lo escribe y quien lo lee.

Pensándolo bien y haciendo un pequeño paréntesis, adoro lo que hago. Adoro trabajar así, desde casa por mi cuenta. Yo pongo mis horarios, yo decido cuando hacerlo y como hacerlo. Puedo estar vestida para salir o bien informal, con un camisón y el pelo todo enredado. Hago lo que amo. Y sobre todo que tengo la posibilidad de hacer esto, una pausa para volver a retomar el rumbo hacia lo correcto.

Muchas cosas estuvieron afectándome en estos días, sobre todo por ese «sube, sube y nunca baja» en el precio del dolar, lo que convierte todo en un caos terrible. Afortunadamente siempre conseguimos la manera de salir adelante, pero esto no significa de no nos afecte. Comenzamos a acumular cosas y llega un momento en que explotamos.

Luego toca tomar un tarro de pega grandote y comenzar a acomodar todo piecita por piecita en su lugar. Para muchos es una tarea tediosa y lo abandonan en el camino, pero nosotros como familia hemos logrado superar cada uno de estos momentos, porque el amor todo lo puede. Por eso somos tan fuertes e inquebrantables.

Una gran bocanada de aire fresco, es momento para comenzar de nuevo a laborar. Como de un tiempo para acá he dicho, es bueno siempre hacer una pausa, dar un gran respiro, meditar sobre lo que hacemos y vivimos para así poder seguir adelante. Para muchos serán muchas palabras sin sentido, pero para mí esta publicación me ha ayudado a aclarar muchas cosas. ♥

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *