Mi primer año en Steemit

¡Hola amigos! ♥

Fuente

¿Sabes cuando esperas tanto una fecha especial y llegado el día se te olvida completamente? Eso me ha pasado el día de ayer. ¡Se me ha olvidado por completo mi primer aniversario en Steemit!

Al ver mis notificaciones leo esto ♥:

Es sorprendente ver lo rápido que pasa el tiempo y me siento satisfecha por todo lo que he podido lograr durante este tiempo. No solo me refiero a lo material, se trata también de un crecimiento personal. He nutrido mi mente y también he aportado mi granito de arena al compartir mis trabajos y conocimientos con ustedes.

Cuando me inicié en Steemit estaba en busca de una fuente de ingresos adicional y conseguí mucho más que eso. Debo decir que sí, el inicio no es nada sencillo, sobre todo el aprender como funciona la plataforma, todo sobre markdown, presentación, ortografía… Afortunadamente le «agarre el hilo» rápido. Fue un poco decepcionante al ver que luego de 5 – 6 horas diarias de trabajar en un post su valor total no representara ni 0.2$, pero al continuar estudiando conocí comunidades y sus TRAILS de curación.

Sinceramente no cumplieron mis espectativas. En la primera comunidad se «respiraba» un aire de armonía y fraternidad entre los usuarios, siempre atentos a resolver tus dudas y guiarte por el camino, pero sus 300 votos hacían que mis post siguieran valiendo lo mismo que antes. Obviamente no comprendía lo del SP, pero en mi falta de conocimiento decidí intentar con otra comunidad.

En esta la estética era mucho más importante que el propio contenido de tu publicación. Si no tenías tus imágenes con cierta cantidad de pixeles tu post ya no merecía ese voto de 0,2$, no era de «calidad». No se tomaba en cuenta cuantas horas habías invertido o la complejidad del contenido de tu publicación. Poco a poco fueron bajando el valor de su voto, hasta que me pareció algo absurdo y justo me crucé con el HF, la excusa perfecta para salir de todo ese embrollo. Con las limitaciones del RC, y al no tener siguiera los 15 SP iniciales, era imposible pertenecer a algún TRAIL.

Steempress fue la solución a todos mis problemas. Ya no dependía de pequeños votos para avanzar, se trataba de algo constante en cada una de mis publicaciones y así no fueran valoradas por ninguna comunidad, el trabajo no sería del todo en vano. Al fin arrancaron los motores de mi blog y comencé a avanzar en SP, reputación y ganancias, lo que tanto quería.

Conocí @templo, la que considero mi casa/comunidad. Fueron quienes me brindaron el apoyo que tanto buscaba y la oportunidad de trabajar junto a ellos a pesar de mi poca experiencia. Al estar en contacto constante con los usuarios fui conociendo muchas personas maravillosas, pero también conocí personas malas.

Faltaban horas para que terminar el 2018, cuando al ver mis notificaciones me doy cuenta que fui acusada de plagio. No es algo que me avergüence porque no actué de mala fe. Fue falta de información realmente, no tenía idea de que si trataba un tema, así fuera con mis palabras, debía colocar las fuentes de todo el contenido.

Fue mucho lo que lloré, me dejé llevar por el pesimismo. Finalmente logré calmarme tras los regaños de mi esposo. Él me hizo caer en cuenta de que si yo no luchaba por mi trabajo, ellos habrían ganado. Hablé con todo el que pude, finalmente pude aclarar mi situación y limpiar mi imagen. Una amarga experiencia que abrió paso a una nueva etapa…

Dejé por un tiempo de tratar ciertos temas y me dediqué a hablar más sobre mi trabajo. Mis manualidades, mi arte, mi vida. Era algo mucho más cómodo porque todo lo que estaba buscando estaba aquí, en mi mente. Ya no me mataba tantas horas frente al monitor investigando, algo que estaba afectando mi salud.

De ahí en adelante todo ha transcurrido como debía, omitiendo ese lapso de tiempo en el que tuve que ausentarme por los problemas eléctricos. Aún persisten pero he tenido que adaptar mis horarios de trabajo para ello. Como dicen «¡querer es poder!»…

Ya para terminar con esta historia les digo, Steemit ha cambiado mi vida para bien. En este año he conocido personas maravillosas, he aprendido mucho, he podido solventar un poco los gastos en el hogar gracias a mi trabajo. Sigo poniendo mi fe en la plataforma, a pesar de lo baja que está en la moneda y los cambios que se aproximan. Aquí estaré.

No soy ni la aleta de un delfín, pero no quito la fe de que algún día podría llegar a ser mucho más. ♥

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *