Traficantes de agua | No te descuides, porque le saco el agua a tu tanque…

¡Hola queridos amigos! ♥

Fuente

Con los problemas que existen respecto suministro de agua en la comunidad, se ha creado una cierta tensión entre los vecinos.

Soy una de las personas que se enfurece al pasar caminando por las primeras calles de la urbanización y ver como se desperdicia el agua por los mismos vecinos, cuando en mi calle no llega normalmente desde el mes de octubre. Desde entonces son pocas las veces que hemos logrado llenar los tanques por completo.

Para surtirnos hemos contado con la ayuda de un tío de mi esposo, que vive en una hacienda a media hora de distancia y nos la trae en unos botellones.

Por otro lado, algunos vecinos de la calle cuentan con la suerte de que les llega agua por una tubería vieja que fue habilitada y a la que casi nunca se le va.

Como son tantas las personas afectadas, se ha convertido en motivo conflicto, uno de ellos es «la guerra de bombas de agua».

Si tú logras llenar tu tanque porque llego el agua a tu casa, le quitaste la oportunidad a otro vecino. «Me quitaste el agua», «Esa señora no deja que los demás peguemos la bomba» se suele escuchar entre murmullos-.

Otro grave problema es el robo de tanques de agua. Sus costos son tan elevados que se han convertido en un buen negocio para los «ladroncillos» del sector. Si notan una casa vacía (debido a la ola de venezolanos que se están yendo del país), y dejaron el tanque de agua sin mucha protección, este se convierte en una excelente oportunidad.

También existen los descarados, que se meten en las casas, le botan el agua que pueda contener y los roban. Eso paso hace menos de dos semanas en la calle de al lado. Lo peor es que la señora se encontraba en su casa cuando todo ocurrió, pero por temor no pudo salir a detenerlos.

Y el caso más insólito, el que nos ocurrió hace como 3 días, los vecinos de atrás nos acusaron de robarnos el agua de su tanque…

La película que se crearon fue tan perfecta, que nos aseguraban que habíamos hecho un trabajo de inteligencia para saber cuando ellos estaban o no, para así robarla con mayor facilidad. No era una tubería, no era el descuido de una llave abierta, eramos nosotros.

Ellos son una pareja de esposos, más o menos de nuestra edad (rondando los 30’s), y a los que puedo asegurarles que era la primera vez que veía en estos 3 años que tenemos viviendo acá, a pesar de que viven justo detrás de la casa.

Con un tono sarcástico y hablando desde el techo de su casa le preguntaron a mi esposo que si logró llenar los tanques, insinuando que esto se debía a que se la habíamos quitado a ellos. La discusión no llego a ningún acuerdo, más bien recibimos una amenaza de allanamiento por el mismo hombre que decía ser funcionario (policía).

En este simple ejemplo se ve el abuso de poder por parte de los cuerpos de seguridad del estado, pretendían allanarnos por ser «traficantes de agua» y por supuesto, sin prueba alguna.

Es por estas pequeñas cosas que no existe la justicia verdadera en el país, personas que están encargadas de protegernos nos perjudican y se aprovechan de un pequeño cargo que ocupan para intimidar y pasar por encima de otros a toda costa.

Estos son apenas 3 escenarios de lo que se está  viviendo con todo este caos en el país, que pueden o no traer consecuencias mayores y que suman sus granitos de estrés a lo que ya nos toca vivir a diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *