No le quites la voluntad y las ganas de ayudar… ¡Me lo agradeceras en unos años!

¡Hola queridos amigos! ♥

Fuente

Cuando nuestros hijos se encuentran en sus primeros años son como unas esponjitas, absorben todo lo que le enseñemos y todos los hábitos que les inculquemos.

Muchas veces cuando estamos haciendo nuestros quehaceres diarios se nos acercan con mucho entusiasmo y la típica frase: ¿Mami te puedo ayudar?, ¿puedo cocinar contigo?, ¿puedo regar las plantas?, ¿me dejas reparar el carro contigo papá?

En la mayoría de las ocasiones respondemos con un rotundo no, pues los subestimados al pensar que no son capaces de cumplir alguna de esas tareas.

Esta es la raíz del problema, pues estamos matando su motivación y cuando estén en la adolescencia pedirás a gritos que te brinden un poco de ayuda, y fuiste tu mismo el que quito la voluntad desde muy temprano.

El dejar que nos ayuden no significa que prepararán un estofado completo teniendo 5 años o que lo pondremos a fregar todos los pisos de la casa. Una buena manera es colocándole la responsabilidad de pequeñas tareas, lo que les dará la satisfacción al sentirse útiles y que nos están ayudando en nuestra labor. Al mismo tiempo nos estamos aligerando un poco la carga y podremos terminar más rápido lo que estemos haciendo.

Yo personalmente era una de esas que prefería responder con un «no mi amor, tranquilo que yo lo hago», pero desde que mi esposo me hizo caer en cuenta de este error, comencé a delegar algunas pequeñas tareas a mi hijo como: hacer su cama, recoger sus juguetes, doblar la ropa que se encuentre regada, entre otras pequeñas cosas. Esto lo mantiene bastante entretenido y hasta crea en él la motivación de hacerlo cuando yo no se lo pido.

El día de las madres se empeñó en ayudarme lo más posible, y mientras yo me encontraba haciendo el almuerzo, me sorprendió acomodando las camas sin yo pedírselo a lo cual agregó: «Yo las acomodé para que tú no tuvieras que hacerlo mami, ¿te gustó?». Algo que sin duda me llenó de orgullo y satisfacción y aunque no era algo perfecto, lo hizo con mucho amor. ♥

Cuando mi esposo me ayuda a hacer la comida, no lo hace solo, pues cuenta con un excelente asistente. El día de esta foto yo trabajaba en una publicación, y ellos hicieron unas empanadas de harina de trigo que estaban para morirse ♥.

En conclusión, nunca le quitemos esa motivación de ayudarnos y deleguemos pequeñas tareas, así en un futuro no tendremos que rogar y pedirlo a gritos. Les nacerá hacerlo.

REFLEXIÓN: ¿Me voy del país o me quedo?

¡Hola queridos amigos!

Todos saben por los problemas que atraviesa nuestro país y el padecimiento diario que vivimos cada uno de los habitantes de estas tierras. Aunque parezca un tema trillado es necesario alzar nuestras voces y dar a conocer la realidad a través de nuestras redes o como es nuestro caso, mediante post’s de nuestros blog’s.

En esta oportunidad me gustaría plantear una de las incógnitas que a muchos nos está atormentando un poco la existencia:

¿Me voy del país o me quedo?

La respuesta inmediata es «¡SI!, me quiero ir pero YA», pero la realidad no es tan simple. Como dice el dicho «no es solo de soplar y hacer botellas». Se los explicaré basándome en mi propia experiencia.

Mi esposo y yo somos una pareja joven con un niño de casi 7 años. Formamos nuestra familia justo en el tiempo que los problemas en el país comenzaron, la escasez y las colas interminables para poder comprar productos. (Afortunadamente cuando se escasearon los pañales nuestro pequeño ya estaba aprendiendo a ir solo al baño).

Al principio vivimos con nuestras familias, pero al ver que no funcionaba por todo el tema de la privacidad, seguido del dicho » el casado casa quiere», terminamos alquilando una pequeña casa lejos de todo ese embrollo. Todo iba bien por los momentos, aunque los ingresos que teníamos no eran tanto como para hacernos de una casa propia y electrodomésticos, por lo que no contábamos con un respaldo económico en caso de alguna emergencia.

Cuando los problemas se agudizaron nos tocó mudarnos junto a la familia de mi esposo nuevamente. Pensábamos era algo pasajero y que pronto podríamos mudarnos solos nuevamente. La realidad fue otra, ya que al vernos atrapados en ese entorno comenzó la desesperación.

Mi suegra y mis cuñados fueron emigrando poco a poco y quedamos solos en su casa. Sin quererlo, habíamos vuelto a la privacidad que tanto anhelábamos pero aún no logramos la estabilidad que necesitábamos.

En ese momento pensamos la posibilidad de emigrar a cualquier país que nos ofreciera una mejor calidad de vida, pero comenzaron las trabas al caer en cuenta que no teníamos pasaportes. Hicimos las diligencias pero con el nefasto sistema quedamos a la espera eterna de que estos llegaran… El viajar indocumentados no nos ha parecido la mejor idea, aunque muchos han logrado salir en esas condiciones, nosotros no queríamos exponer a nuestro pequeño a posibles problemas que se presentarían en el camino.

Otro pequeño detalle es el dinero para poder emigrar, como les dije no contamos con un respaldo para cualquier emergencia que se presente y vendiendo lo poco que tenemos no llegamos a reunir lo suficiente para un pasaje. Y no es solo el pasaje, es tener para la comida y alquiler para al menos un mes mientras se consigue trabajo. Muchos toman la decisión de irse el jefe de la familia primero y luego enviar el pasaje para que se vayan el resto, pero no es una opción para nosotros porque la idea de separarnos, así sea por poco tiempo, no representa el como llevamos las cosas.

Tú dirás: «pídele a algún familiar que este afuera los pasajes», pero la verdad es que no contamos con tal ayuda pues cada uno tiene sus problemas personales y no cuentan con lo suficiente para enviar tal cantidad.

Pero aún falta nombrar el mayor de los problemas al pensar en la posibilidad de emigrar: La xenofobia. Muchas son las historias que llegan a nuestros oídos de como se nos están maltratando a los venezolanos en el exterior. Nos explotan al ver la necesidad por la que estamos pasando, y existen los malos tratos a raíz del mal comportamiento algunos de los que emigraron primero.

No existen casi oportunidades laborales por la gran demanda y a todo hay que sumarle la competencia insana que hay entre los mismos venezolanos. Esto no son chismes, son anécdotas de nuestros propios familiares. Mis papas y mis hermanos están en Ecuador y los de mi esposo en Argentina, cada uno con historias que contar, en distintos momentos y lugares…

¿Realmente vale la pena emigrar en estos momentos? Es la incógnita que persiste en nuestras mentes, porque no nos gustaria exponer a nuestro hijo al último escenario planteado y aunque logremos solucionar los primeros dos problemas, pasaportes y pasajes, no estamos seguros de dar ese paso por los momentos…

RECETA: Galletas de chocolate | ¡Ñom ñom!

¡Hola queridos amigos! ♥

Fuente

En casa somos súper fanáticos de los dulces y postres. Mi esposo y yo siempre hemos preferido comprar los ingredientes y prepararlos nosotros mismos, ya que sale más economico y disfrutamos el momento de la preparacion.

En esta ocasión preparamos unas galletas de chocolate (bueno, yo solo agregué los ingredientes al envase, mi esposo fue el que amasó y mi hijo ayudo a engrasar los moldes y a hacer las formas de las galletas).

Debo aclarar tambien que la receta fue improvisada y para ser la primera vez tuvimos un resultado excelente. ♥

Quedaron muy ricas, a pesar de no llevar las tipicas chispas de chocolate.

¡Acompañame a preparar estas deliciosas galletas!

Ingredientes

  • 3 tazas de harina de trigo.
  • 2 tazas de azúcar.
  • 1/2 de taza de cacao en polvo (de no contar con cacao, puedes sustituir como yo hice con alguna bebido achocolatada).
  • 1/3 de taza de aceite.
  • 1 taza de agua o leche.
  • 2 cucharadas de margarina.
  • 1 cucharada de bicarbonato
  • 1/2 cucharada de sal.
  • 1 huevo.

Preparación

1.- En un envase lo suficientemente grande como para amasar, vamos a agregar y mezclar todos los ingredientes secos: la harina de trigo, el azúcar, el cacao, el bicarbonato y la pizca de sal.

2.- Abrimos un hueco en el centro como especie de un volcan y agregamos el aceite, el huevo, las cucharadas de margarina. Con las manos comenzamos a integrar todos los ingredientes.

3.- Comenzamos a agregar poco a poco la taza de agua, pero si tienes leche puedes sustituirla. Vamos mezclando hasta que quede una mezcla homogenea. Luego la tapamos con un pañito y dejamos reposar unos minutos.

4.- Engrasamos nuestros moldes con un poco de aceite o margarina y agregamos un poco de harina de trigo para que nuestras galletas no se peguen al molde. Comenzamos a hacer las formas utilizando cortadores o en nuestro caso hicimos pequeñas bolitas y las aplastamos. Recuerden dejar un espacio considerable entre las galletas ya que ellas se expanden a los lados. (Las de nosotros quedaron todas juntas por no dejarles espacio jajajaja pero logramos separarlas mientras estuvieron aún calientes).

5.- Cocinamos en el horno a fuego medio durante unos 15 – 20 min. Esperamos que enfrien y servimos acompañadas con un vaso de leche o como hicimos nosotros, con un poco de arequipe por arriba ♥.

♥ ¡Listo a disfrutar! ♥

Separador

Traficantes de agua | No te descuides, porque le saco el agua a tu tanque…

¡Hola queridos amigos! ♥

Fuente

Con los problemas que existen respecto suministro de agua en la comunidad, se ha creado una cierta tensión entre los vecinos.

Soy una de las personas que se enfurece al pasar caminando por las primeras calles de la urbanización y ver como se desperdicia el agua por los mismos vecinos, cuando en mi calle no llega normalmente desde el mes de octubre. Desde entonces son pocas las veces que hemos logrado llenar los tanques por completo.

Para surtirnos hemos contado con la ayuda de un tío de mi esposo, que vive en una hacienda a media hora de distancia y nos la trae en unos botellones.

Por otro lado, algunos vecinos de la calle cuentan con la suerte de que les llega agua por una tubería vieja que fue habilitada y a la que casi nunca se le va.

Como son tantas las personas afectadas, se ha convertido en motivo conflicto, uno de ellos es «la guerra de bombas de agua».

Si tú logras llenar tu tanque porque llego el agua a tu casa, le quitaste la oportunidad a otro vecino. «Me quitaste el agua», «Esa señora no deja que los demás peguemos la bomba» se suele escuchar entre murmullos-.

Otro grave problema es el robo de tanques de agua. Sus costos son tan elevados que se han convertido en un buen negocio para los «ladroncillos» del sector. Si notan una casa vacía (debido a la ola de venezolanos que se están yendo del país), y dejaron el tanque de agua sin mucha protección, este se convierte en una excelente oportunidad.

También existen los descarados, que se meten en las casas, le botan el agua que pueda contener y los roban. Eso paso hace menos de dos semanas en la calle de al lado. Lo peor es que la señora se encontraba en su casa cuando todo ocurrió, pero por temor no pudo salir a detenerlos.

Y el caso más insólito, el que nos ocurrió hace como 3 días, los vecinos de atrás nos acusaron de robarnos el agua de su tanque…

La película que se crearon fue tan perfecta, que nos aseguraban que habíamos hecho un trabajo de inteligencia para saber cuando ellos estaban o no, para así robarla con mayor facilidad. No era una tubería, no era el descuido de una llave abierta, eramos nosotros.

Ellos son una pareja de esposos, más o menos de nuestra edad (rondando los 30’s), y a los que puedo asegurarles que era la primera vez que veía en estos 3 años que tenemos viviendo acá, a pesar de que viven justo detrás de la casa.

Con un tono sarcástico y hablando desde el techo de su casa le preguntaron a mi esposo que si logró llenar los tanques, insinuando que esto se debía a que se la habíamos quitado a ellos. La discusión no llego a ningún acuerdo, más bien recibimos una amenaza de allanamiento por el mismo hombre que decía ser funcionario (policía).

En este simple ejemplo se ve el abuso de poder por parte de los cuerpos de seguridad del estado, pretendían allanarnos por ser «traficantes de agua» y por supuesto, sin prueba alguna.

Es por estas pequeñas cosas que no existe la justicia verdadera en el país, personas que están encargadas de protegernos nos perjudican y se aprovechan de un pequeño cargo que ocupan para intimidar y pasar por encima de otros a toda costa.

Estos son apenas 3 escenarios de lo que se está  viviendo con todo este caos en el país, que pueden o no traer consecuencias mayores y que suman sus granitos de estrés a lo que ya nos toca vivir a diario.

¿Y cómo nos encontramos actualmente? | Cerrando ciclos eléctricos

¡Hola queridos amigos! ❤

Fuente

Ya para concluir un poco el tema de nuestro padecimiento diario sobre la electricidad y volver a retomar el rumbo de mi trabajo es necesario cerrar ciclos, por lo que he decido hacer una pequeña conclusión comentándoles un poco como ha sido la evolución de este problema.

¿Se solucionaron los problemas eléctricos?

La respuesta es un terrible NO.

Desde el mes de abril estamos con este razonamiento de 6 x 6 horas, y creanme no es nada fácil vivirlo.

¿Por qué?

No puedes disfrutarte nada plenamente, por lo menos yo vivo con un cansancio eterno porque no estamos descansando correctamente. El calor que hace en las noches es horrible, te fuerzas más al tener que estar echándote un poco de viento con un abanico o un pedazo de cartón. Tengo entendido que la sensación térmica los últimos días a llegado a los 51 grados. Con eso les digo todo….

Si sales y el viento está a tu favor puedes estar más fresco, pero están los mosquitos para recordarte que no deberías estar a esas horas fuera de tu habitación.

Estos meses estuvimos durmiendo en una carpa, pero nos dolía tanto el cuerpo y el vapor que emanaba el suelo era tal, que decidimos el volver a dormir dentro de casa, tratando de quedarnos despiertos el mayor tiempo posible para no aguantar tanto calor.

Un día normal es algo así, se debe leer entre líneas:

Ayer logré «dormirme» a eso de las 12:00 am (dando vueltas en la cama por el calor), llegó la luz a las 2:00 am, me bañe y me senté un rato a hacer mis labores en la computadora (aprovechando que hay luz y el Internet), después comencé a escribir este post.

Son las 4:20 am y debo despertar a las 6:00 am para llevar a mi hijo al colegio (solo esta viendo clases dos días a la semana debido al razonamiento) y hacer una larga caminata para conseguir algo de efectivo para los pasajes (otro grave problema) y en el camino comprar algo de comida, ya que por mi casa esta muy costosa (hiperinflación en todo su esplendor).

¿Cuándo descanso? Esos minutos que logro dormir en la noche, a veces cuando llego de dejar a mi hijo en el cole, eso sí, con calor porque la luz se va a las 8:00 am. En ocasiones logro descansar por las tardes, pero luego me lamento porque no aproveché las horas de luz para adelantar trabajo, entretenerme con mis hobbies, o hacer labores del hogar que requieren electricidad como lavar la ropa…

En general nos sentimos cansados de tener que acostumbrarnos y adaptarnos a las  situaciones que se viven en el país. Soy una persona de horario nocturno, en las noches me siento mucho más activa y es frustrante tener que correr a eso de las 7:00 pm para terminar de hacer todo porque ya se va la luz y darme cuenta que paso otro día y no comencé el tejido que tengo tiempo planeando…

¿Cuando terminará todo esto? Las noticias y el gobierno no dicen nada, seguimos a la espera de una señal pero sin muchas esperanzas. Por los momentos seguir trabajando con las uñas como se pueda y cuando se pueda.

Firmeza ante el desafío.

Crónicas de un venezolano sin luz | Relato 2

¡Hola queridos amigos y lectores! ❤

Para el día de hoy les presento el segundo relato que escribí durante los días en los que LA ELECTRICIDAD NO BRILLABA POR SU AUSENCIA. Esto fue escrito al día siguiente, el 5 de abril del 2019.

Día 11. Los días se parecen mucho, pero claro, uno trata de distraer la mente en algo para que no sean tan monótonos y que el estrés no nos consuma. Hacemos la mayor cantidad de cosas desde muy temprano en la mañana para aprovechar las horas de luz.

Comencé mi día lavando algunas prendas ligeras para el calor que hace. Se hizo el medio día y mientras esperábamos que viniera la luz estuve tejiendo una cinta para el cabello de flores para la sobrina de nuestra amiga Íngrid, porque el 3 fue su cumpleaños y como mi pequeño anda entusiasmado con ella, me pareció buena idea regalarle ese detalle junto a una carta hecha por él.

Se hicieron las 4 de la tarde y nada que llegó la luz. Mataríamos por tomar agua con bastante hielo.Cosas tan insignificantes se nos han vuelto imposibles de cumplir.

Ya cuando comenzó a caer el sol comenzó una brisa bastante refrescante y ya para las 8 de la noche estábamos acostándonos a dormir porque no sabíamos hasta cuando duraría y en que momento comenzarían a fastidiarnos nuevamente los mosquitos.

Eran las 11 de la noche y me despertó un calor terrible, la brisa despareció y mi hijo estaba todo sudado. Con un cartón comencé a darle un poco de viento hasta que me quede dormida nuevamente.

A las 12 y 30 cuando el grito de una vecina me despertó, había llegado la luz. Llevamos a nuestro hijo a dormir un rato al cuarto, porque sabíamos que no nos duraría mucho rato.

Metimos algunas botellas con agua al frezzer y la nevera, cargamos nuevamente los aparatos y nos volvimos a dormir. Casi a las 5am se nos fue nuevamente la luz… Sin esperanzas de que el mismo día nos vuelvan a dar otras 4 horas, porque ellos se pueden atrasar surtiéndola, pero nunca adelantarían la hora.

Efectivamente, al siguiente día no dieron más horas de electricidad, algo que no nos sorprendió para nada…

La verdad que fueron días terribles, el calor y el desespero no es una buena combinación, y mucho menos ya tener para ese entonces un mes viviendo todo el martirio.

Mi esposo y yo hablábamos mucho en las noches para lograr quedarnos dormidos, y entre todos los temas que tratábamos se repetían las mismas preguntas: ¿Hasta cuando será esto? ¿cuánto más nos pueden torturar y por qué la gente se queda tan tranquila? ¿será que nadie hará algo para sacarnos de esto?

Aún seguimos esperando respuestas…

Crónicas de un venezolano sin luz | Relato 1

¡Hola queridos amigos! ❤

Fuente

En mi publicación anterior les hablé sobre los motivos por los que me ausenté todo este tiempo y les prometí dos relatos sobre los días que estuve sin electricidad. He aquí el primero de ellos, esto fue el 4 de abril del 2019.

Hoy es nuestro 10mo día sin luz, ya no sabemos que pensar… Desde ayer comenzaron a darnos escasas 4 horas de luz. Imagínate, un día tiene 24 y apenas nos dan 4. 20 horas seguidas sin luz.

Las del medio día son las más difíciles porque el sol está en su apogeo y el calor se vuelve insoportable, la brisa es escasa y no hay manera de refrescarse, porque sin agua no te puedes echar un baño sino hasta la noche para acostarte y sin luz no puedes hacer hielo para al menos tomarte algo refrescante.

Somos el estado del país que más consume energía porque en casi todas las casas tenemos mínimo un aire acondicionado que debe estar al máximo porque es imposible regularlo por el calor.

Una vecina me comenta que somos el más afectado ya que por ello nos están surtiendo con menos horas de luz. Obviamente los del gobierno nunca han tenido que padecer el calor que se vive en el Zulia.

Las noticias que se escuchan por boca de los vecinos no son nada alentadoras. Múltiples saqueos en la ciudad, negocios, farmacias, hasta quieren saquear un colegio que queda cerca porque dicen que adentro tienen comida. No es necesidad, eso es vandalismo y por personas y situaciones así es que pasaran muchos años hasta que el país logre recuperarse por completo. Es pensar solamente en el beneficio propio y no en la persona a la que se está afectando.

Lo peor es que la mayoría de las cosas que se saquean son para venderlas. No para consumo propio. El oportunismo se apodera del país y mientras tanto, los que seguimos por el camino del bien somos los mas afectados porque si logro conseguir dinero donde compro comida, si me enfermo donde consigo medicina si todo esta saqueado, destruido…

Los días comienzan desde muy tempranas horas porque al estar durmiendo afuera, nos despierta el sol a las 7am, que viene acompañado de su «calorcito» a eso de las 9.

Hoy desperté con el cuerpo activo para limpiar toda la cocina, porque con esto de no tener luz y las puertas abiertas, se nos ha integrado un personaje a la familia, un lindo mickey mouse. Gracias a un vecino logramos surtirnos con una pipa de agua y gracias a ello logré limpiar todo para eliminar mi trauma con las bacterias que podría traer nuestro «amiguito» caminando por aquí y por allá.

Al terminar hice el almuerzo y luego de comer inmediatamente me pego el cansancio, como pude me acosté en la hamaca y entre gotas de sudor me dormí una media hora. A la 1 y 50 nos ha llegado la luz. Corriendo puse a enfriar botellas de agua, a cargar el teléfono y la tablet y lo principal, encender el ventilador y el aire acondicionado. Nos pegamos un baño y listo a descansar un rato.

No pasaron las 4 horas completas cuando a las 5 y 15 se fue nuevamente. ¡Oh dios! otra vez. Bueno, a hacer la cena antes de que se vaya la luz del sol…

Aquí estamos en el frente de la casa. Agradecidos porque hemos comido en el día, logramos tomar algunas gotas de agua fría y lo principal, ¡estamos todos juntos y tenemos salud!

¡He vuelto!

¡Hola de nuevo a todos mis queridos amigos y lectores! ❤

Fuente

Aquí me encuentro nuevamente volviendo de las tinieblas no porque lo quise, no se me daño el computador, NO estaba huyendo por plagio (las cosas locas que pueden inventar algunos seres sin oficio), y mucho menos desistí de Steemit, ¡así que tranquilos amigos!

Como lo he dicho desde que comencé mi blog, Steemit ha sido mucho mas que un pasatiempo, es mi trabajo y NO existe ningún motivo por el cual desee dejarlo, así exista una «campaña de odio» por todos lados para que los usuarios desistan, lamento informales que no seré una de esas personas…


Retomando el punto inicial, estuve ausente durante casi dos meses por problemas eléctricos en el país. Para nadie es un secreto esos dos mega apagones que hubieron en Venezuela. Yo vivo en el estado Zulia, el más afectado por toda esta situación. Nos han estado razonando la luz de una manera tan brutal que ya es difícil mantener un poco la cordura.

El día 25 de marzo comenzó todo con el segundo gran apagón. Estuvimos por mas de 12 días sin electricidad, al día 12 comenzaron a darnos escasas 4 horas diarias de luz. Y ya ni recuerdo el día que comenzó el razonamiento en intervalos de 6 horas.

A las 2:00 am llega la electricidad, se va a las 8:00 am, vuelve a las 2:00pm y se vuelve a ir desde las 8:00 hasta las 2 del siguiente día. Así estamos desde ese entonces…


A principios del mes de abril tocaba pagar la mensualidad del Internet, marzo lo perdimos prácticamente por los dos apagones, y entre la zozobra de cuando volvería la luz y sin haber podido trabajar bien no contábamos con tanto dinero como para perder otro mes de mensualidad, es por ello que decidimos comprar comida y esperar a que todo se normalizara.

Este mes no lo comenzamos a pagar en un principio porque no teníamos los recursos, hasta que mi esposo vendió un compresor que teníamos para poder pagar la mensualidad y que quedara al menos para algo de comida. Sacrificios necesarios para poder laborar y encontrar la manera de salir de este caos.


Llegué a escribir en dos oportunidades durante este tiempo, para que tuvieran una leve idea de lo que se vivía para ese entonces, pues sólo el que lo vive es quien realmente puede entenderlo. Esos se los estaré haciendo llegar en las próximas publicaciones.

Extrañe mucho el poder expresarme mediante la escritura, el estudio de los temas que les hablo, el poder enseñarles mi trabajo y el cómo hacerlo, mi casa @templo y el prestarles ayuda a todo el que la requería por el Discord.

Llegar y ver tantos cambios, esa desunión y odio que se ha estado cultivando, el como en lugar de trabajar por el bien de todos se han estado encargando de desprestigiar a tantas personas y a su labor, es algo realmente lamentable.

En mi ausencia me imaginé que todo estaría mil veces mejor ya que cuando me fui el Steem valía 1$, ahora esta nuevamente por el suelo…

¿Qué pasará en un futuro cercano con Steemit? no sabría decirlo, por lo poco que veo está en decadencia. Yo he llegado nuevamente a trabajar y ser una de esas pocas personas que quedan y creen que esto puede mejorar.